Tesla & Intel

Somos como enanos a los hombros de gigantes. Podemos ver
más, y más lejos que ellos, no por alguna distinción física
nuestra, sino porque somos levantados por su gran altura.

Bernardo de Chartres.

El artículo Intel demuestra tecnología inalámbrica de transmisión de electricidad, me ha recordado la figura de Nikola Tesla y su proyecto Wardenclyffe. Este proyecto buscaría uno de sus deseos más utópicos: la trasmisión de electricidad gratuitamente. Sin embargo, la Torre Wardenclyffe se erigió como su proyecto inacabado, consumiéndose desde 1901 hasta 1917, en Shoreham, Long Island. Siendo uno de los centros de especulaciones y leyendas que nos han llegado hasta nuestro tiempo, cuna del famoso rayo de la muerte que partió de esa torre y causó el suceso de Tunguska.

Esa leyenda tan irreal como fantástica es el fruto de la especulación sobre una mente capaz de uno de los logros científicos  que más ha contribuido al desarrollo de la sociedad actual, hablo de la corriente alterna. Tesla fue el precursor de lo que hoy hablamos tan comúnmente como wireless, en 1898 hizo la primera demostración de un barco navegando por control remoto.

Y bastante antes que Intel, en la Convención de la Asociación Nacional de Alumbrado Eléctrico de St. Louis, 1893, demostró por primera vez que la transmisión de la electricidad inalámbrica era posible.


Deja un comentario