Einstein y la órbita de Mercurio

Todo es muy difícil antes de ser sencillo.
Thomas Fuller

Hace tiempo tuve una pequeña discusión seudo-cientifica en un foro. Jugando con la ironía expresé la dificultad de entender nuevos conceptos con la frase: «Ya me cuesta explicarle a mis alumnos la diferencia entre un espacio euclideo y un espacio hiperbólico, cuando a mi mismo, con el paso de los años, me cuesta más entender que ganas tuvo Einstein de complicarlo todo cuando Newton nos lo había dejado tan fácil de asimilar». Pues sí, algunos contertulios se abalanzaron a explicarme la importancia de Einstein y sus teorías, y, es más, a asegurarme la facilidad de comprender el trasfondo de la Teoría de la Relatividad. Tras unos pocos post abandoné. El error es de quien no sabe expresarse, no de quien no sabe entenderte.

Hoy al leer el artículo Einstein y la Astronomía, me ha venido al recuerdo aquella discusión. He aprendido una cosa nueva que predijo la Teoría de la Relatividad, y que posiblemente mis contertulios conocían, la curiosa órbita de Mercurio.

begin{figure} centerline{ vbox to 3.8 truein{epsfysize=8 trueinepsfbox[0 -180 612 612]{7.gtr/prec_mercury.ps}} }end{figure}

Artist’s version of the precession of Mercury’s orbit. Most of the effect is due to the pull from the other planets but there is a measurable effect due to the corrections to Newton’s theory predicted by the General Theory of Relativity. Jose Wudka

«¿Qué aportó Einstein a la Astronomía? Sin ir más lejos, su Teoría Especial de la Relatividad explicó el movimiento de la órbita de Mercurio. Si pudiéramos observar el Sistema Solar desde arriba, y trazar una y otra vez la órbita de Mercurio alrededor del Sol, veríamos que cada una de ellas no es cerrada sino que se mueve imperceptiblemente, trazando una especie de rosetón, siendo la elipse delimitada por cada revolución un pétalo. Es lo que los astrónomos llaman pomposamente «la precesión del perihelio de Mercurio». Los cálculos de Einstein predijeron con exactitud ese movimiento.»


2 comentarios

  • EFE

    24 noviembre, 2013

    Pues lo has entendido mal. La corrección a la precesión de la órbita de Mercurio la explica la teoría de la relatividad general (que es la que se ocupa de la gravedad) y no la teoría de la relatividad especial (que sólo trata del movimiento de los cuerpos en sistemas inerciales).

    Responder
    • Jesús Soto

      25 noviembre, 2013

      Gracias por la aclaración, aunque las palabras no son mías, están extraídas del artículo que referencio.

      Responder

Deja un comentario