Cuestión de votos

Una cosa no es justa por el hecho de ser ley.
Debe ser ley porque es justa.

Montesquieu.

Acabo de leer el post de Enrique Dans, Algunos ministros europeos empiezan a entender la red. El nuestro, NO, y, francamente, te sientes desamparado ante tanta falta de comprensión. Como comprobamos una vez más, nuestros políticos no se mueven por la voluntad del pueblo, sino por la voluntad de un puñado de votos que hoy hacen presión. Creemos que por ostentar un cargo público defenderán los intereses de la mayoría (aunque no sea lo más justo); sin embargo, vemos que solo los intereses de quienes más presión hacen, o quienes más votos pueden repercutir en determinado momento, es el principal motor de sus actuaciones.

Enrique comenta que algunos empiezan a entender la red, y lo que verdaderamente vemos es que algunos se preguntan para que quieren entender la red. Por desgracia, los españoles siempre marchamos a rebufo. Y para cuando un ministro nuestro entienda la red, en el resto del mundo llevaran años explotando su potencial.

No es la incompetencia el mayor de sus pecados, para mi es la prevaricación al actuar en la defensa de un colectivo por un puñado de votos.


Deja un comentario