¿Prensa en papel?

»Ningún Google va a hacer lo que sólo hacen los periódicos».
Javier Moreno.

Ayer se publicó la noticia Los diarios norteamericanos suprimen sus ediciones impresas y apuestan por Internet, una clara muestra de hacia donde converge el futuro de la prensa diaria. Esa es la opinión mayoritaria. Cuando Enrique Dans estuvo en Murcia le hice esa misma pregunta, y él coincidía en el cercano final de la prensa en papel. Juan Luis Cebrián comentó que ahora él sacaría un periódico por la red antes que en papel. Yo, sin embargo, me resigno a creer que el tradicional papel desaparezca bajo la globalización de la red.

Los síntomas son palpables, junto a la noticia anterior se muestra otra anunciando la reducción de ganancias del Washington Post »dañadas, como el resto de medios del país, por la caída en la circulación y los menores ingresos publicitarios a medida que más y más lectores leen los diarios a través Internet»; hace un año ‘Los Angeles Times’ unían las redacciones impresa y digital, proceso que también han llevado a cabo New York Times y The Wall Street Journal, y, según tengo entendido, periódicos españoles como El País y El Mundo.

No obstante, estos procesos de unión de redacciones no son muestra de un declive del papel, sino más bien una forma de revitalizar el papel ante el tremendo empuje de la red. Es más cómodo la lectura en papel que en Internet, por mucho que los usuarios de Internet, como yo, atosiguemos nuestras máquinas ojeando periódicos online. También es cierto, que antes compraba más papel y ahora he dejado de comprarlo.

Yo lo comparo con la TV y la radio. Cuando la TV se imponía en todas las casas nadie parecía dudar que ‘el vídeo mato a la estrella de la radio’. Pero, la estrella pervive y con fuerza. Los canales todo noticias no son los más vistos, y la mayoría de las veces informan más por la radio que por la tv.

Otra cosa es que la prensa escrita tendrá que cambiar, o ya está cambiando. Javier Moreno decía: »Hemos cambiado la manera en que hacemos periodismo, la manera en que lo distribuimos y, probablemente y más importante aún, la manera en que ambas redacciones se perciben a sí mismas y trabajan juntas». La proliferación de periódicos exclusivamente online (Libertad Digital, Periodista Digital, El Confidencial, El Plural, Estrella Digital…) no parece aumentar sus lectores en una competencia encarnizada con las ediciones online de los periódicos tradicionales. Si parece que un fenómeno alteró el estatu quo, los periódicos gratis como 20minutos, ADN, QUE!…

Pero volvamos a Internet. Si el siglo pasado fue el comienzo de la era digital este siglo parece encaminado a ser el pistoletazo de la era de Internet. Los periódicos supieron adaptarse a la era digital como sabrán adaptarse a la era de Internet. Es probable que los modelos tipo 20minutos desaparezcan diluidos en su versión online. O que ambos encuentre nuevas formas de distribución: impresión directa en los establecimientos, nuevos tipos de papel electrónico… Diferentes métodos de adaptación que hagan convivir las ediciones en papel (no será como el que conocemos actualmente) con las online, al igual que conviven TV, la radio e Internet.

En fin, no veo que el concepto de prensa en papel que conocemos se pierda en el inmenso océano de Internet, del mismo modo que el libro nunca sucumbirá ante los ebook. También puede ser que mi visión esté afectada por la edad y pronto necesite unas gafas.


Deja un comentario