¿No es compatible la Universidad con la empresa?

«La empresa capta talentos y la Universidad socios estratégicos»
Ana Patricia Botín

El pasado día comenté el tema de Bolonia y en él hice referencia a las manifestaciones en contra. Manifestaciones como «No estamos en contra de que la universidad se renueve ni de que responda a las necesidades de la sociedad, pero sí lo estamos de que se ajuste a las necesidades de las empresas. La universidad no está para formar mano de obra con conocimientos específicos. Y se están creando cátedras con el nombre de empresas, como la de la farmacéutica Pfizer». Estas palabras corresponden Olga Arnaiz una portavoz estudiantil del movimiento antibolonia en unas declaraciones en elpais.com. Estas palabras me hacen reparar sobre la verdadera comprensión del proceso de Bolonia y aún más sobre la particular opinión en la colaboración con las empresas.

¿No es compatible la Universidad con la empresa?. No debemos aceptar que una empresa financie una investigación universitaria por el mero hecho de ser empresa. Muchos de los logros en investigación de las Universidades están facilitados porque las empresas los financian, sin su financiación no sería posible estás investigaciones. No se trata de un amor desinteresado, a la empresa le beneficia la labor investigadora del docente universitario, y al docente le facilita su dedicación que una empresa arriesgue su dinero en sus investigaciones. Si el docente es captado por la empresa, entonces deja de aportar sus conocimientos a los alumnos. Si el docente colabora con la empresa desde la Universidad, él se beneficia y sus alumnos también. Es pura simbiosis, interesada, pero fructífera para ambos. Utópico es pensar que el Estado pueda financiar todas las investigaciones universitarias. Es más, hasta que punto interesa que el Estado financie las investigaciones. Por ejemplo, aceptaríamos que el Estado financie investigaciones para armamento militar (que lo hace y hará); no obstante, sin esas investigaciones no tendríamos radioterapia para curar el cáncer. Puede parecer demagogia, pero a veces un hallazgo proviene del camino menos esperado.

¿Cuál es el problema de que Pfizer apoye la investigación en una universidad para que se centre en un tema concreto?. Sus trabajos sobre una cura determinada no significan la mejora en la salud de la población. Si, y de su bolsillo, como cualquier empresa arriesga para buscar beneficio. ¿Eso significa que la empresa determina las lineas de investigación en la Universidad? No, pero su dinero puede emplearlo de la forma que estime oportuna, y será el docente quien elija la linea de investigación que quiere desarrollar. Si empresa y docente coinciden, ¿qué hay de malo en colaborar? ¿Implica esta colaboración que la Universidad se ajuste a las necesidades de la empresa?. No, sin embargo, ¿en que se perjudica que un grupo de investigación de una universidad centren su trabajo en las necesidades de una empresa?.

No solo debemos buscar colaboración con las empresas, las universidades deberían constituir un elemento más dentro del entono I+D+i de las empresas.


Deja un comentario